El Gran Cañón

09/04/2012

|

Auteur:

|

pas de commentaires

|

|

imprimer


Era un bonito día de agosto. El sol brillaba en todo lo alto y nos deslumbraba con su majestuosidad, cuando de repente bajé la vista para ver el espectáculo rocoso más impresionante del planeta tierra que se erigía ante nuestras atentas miradas: el Gran Cañón. Ante nuestros ojos, el horizonte, delimitado por esas interminables vistas que parecían nunca tener fin. Durante horas contemplé aquel paisaje nunca imaginado y en aquel momento comprendí que era el lugar más perfecto de la tierra y que yo estaba allí, en ese momento, en aquel lugar, disfrutando de todo su esplendor.

Catégorie