Avez detto usted “intercompreensão”?

Definir qué es la intercomprensión resulta ardua tarea dada la cantidad de acepciones que el término implica. Pero es indudable que, en el campo didáctico, la intercomprensión se inserta dentro de los enfoques plurales destinados al desarrollo de las competencias multilingüe y multicultural, tal como las definen D. Coste, D. Moore y Z. Zarate. Este es el punto de vista que tanto el Marco Común de Referencia Europeo (MCRE) como el Marco de Referencia para los Enfoques Plurales de las Lenguas y las Culturas (CARAP) usan como base para presentarla.

 

Algunas definiciones hacen referencia a un conocido modo de comunicación en el que los interlocutores se expresan en una lengua diferente cada uno, llegando no obstante a entenderse entre sí. Es el caso, por ejemplo, de un hispanohablante que usa el castellano al hablar con un portugués, mientras que este le responde en su propia lengua; o el de un francófono que utiliza el alemán al hablar con un holandés que a su vez hace uso de su lengua materna. Tales definiciones resaltan la interacción entre hablantes de lenguas diferentes (con mayor frecuencia de la misma familia).

 

Otros especialistas de la intercomprensión destacan más bien la dimensión receptiva y ven en ella el uso de los conocimientos existentes en una o más lenguas con el fin de comprender otras (particularmente del mismo grupo). Existen materiales concebidos en proyectos que promueven la comprensión entre lenguas afines: EuRom4/5, EuroCom, Galatea, etc. El principio básico de tales proyectos se puede describir como sigue: dada la pertenencia de una lengua a una determinada familia (la de las lenguas romances, por ejemplo), la persona versada en una de ellas puede comprender inmediatamente, o muy rápidamente, las demás lenguas del mismo grupo. Dichos proyectos resaltan las semejanzas más evidentes entre lenguas diversas e invitan a descubrir aquellas menos salientes.

 

Algunos consideran que la intercomprensión tiene también lugar más allá del marco de las lenguas afines y han desarrollado materiales (esencialmente de concienciación) para demostrar que, incluso en el caso de lenguas consideradas poco accesibles, siempre se puede entender algo. Tal enfoque, en mayor medida que los otros, enfatiza la transferencia de estrategias de recepción, dado que estas no se basan exclusivamente en conocimientos lingüísticos.

Tal interacción entre lenguas diferentes es una vía para desarrollar, por un lado, la comunicación, y por otro, la apertura hacia los demás. La intercomprensión lingüística facilita la comprensión y la intercomprensión cultural, léase social. En este modo de comunicación, se establece un intercambio importante de la visión del mundo inherente a cada cultura. Comunicarse mediante el uso de lenguas diferentes, posibilita a los interlocutores descubrir y asimilar una faceta de la cultura de cada uno.

 

En Babelweb se pone de relieve la intercomprensión tanto en su dimensión receptiva como en su dimensión interactiva. Al garantizar un espacio a todas las lenguas romances, Babelweb invita a sus miembros y visitantes a descubrir no solo las contribuciones escritas en las lenguas más conocidas en “la familia” (catalán, español, italiano, francés, portugués, rumano), sino también aquellas redactadas en variedades menos frecuentes como el occitano, el gallego, el siciliano, etc. De este modo, se podrá comprobar que si bien una persona desconoce la lengua en que se escribió una determinada contribución, ella será capaz de entender el artículo en parte, si no en su totalidad.

 

La función “comentar” ofrece igualmente a los visitantes la oportunidad de reaccionar. Con la opción de acceder a otra lengua, Babelweb estimula a enviar respuestas a artículos escritos en un idioma ajeno al del comentador. Tendrán lugar así interacciones multilingüales típicas de la intercomprensión.

 

 Babelweb aspira a promover el uso de todas las variedades romances, facilitando así el diálogo y la coexistencia sobre una base de igualdad. Al mismo tiempo estimula el pluriligüismo entre los internautas tanto mediante el acceso a textos en lenguas romances que no le son del todo conocidas, como mediante el desarrollo de interacciones multilingües y multiculturales.